comunicacion-entre-cocina-sala

Comunicación entre cocina y sala

Discusiones entre los camareros, inconformidades que llegan a los clientes… en definitiva, situaciones que siempre se han de evitar. La correcta comunicación entre cocina y sala, en ocasiones olvidada, es una de las claves para fomentar una experiencia positiva de tu cliente en el restaurante, por lo que es importante trabajar en este aspecto. 

El servicio de comida, sobre todo en restaurantes con mucho flujo de personal, genera tensiones, pero es preciso gestionar bien estas situaciones, puesto que está en juego la reputación de tu negocio.

¿Cómo fomentar un buen ambiente comunicativo entre cocina y sala? Te mostramos algunas claves para lograrlo:

 

1.- Comunicación, coordinación y trabajo en equipo. Todo esto se puede lograr con una sola acción, eso sí muy completa: las reuniones entre departamentos, es decir, cocina y sala juntos. Lo ideal es tener estas reuniones de forma periódica cada 15 días aproximadamente. Sus beneficios son los siguientes:

  • Trabajo en equipo: el hecho de reunir a ambos departamentos juntos para hablar entre ellos fomenta la comunicación, la unión y el que se sientan compañeros de un mismo equipo. Estas reuniones a nivel formativo se aprovechan no solo para que conozcan y comprendan mejor el trabajo del otro, resolviendo muchos malentendidos, sino que se valoren y conozcan mejor entre ellos.
  • Coordinación: Igualmente las reuniones se emplean para comentar incidencias, analizar las causas y buscar soluciones de coordinación, creando protocolos de trabajo en equipo definiendo prioridades, responsables, etc. Es interesante poner énfasis en el trabajo bajo presión en las horas punta.Trabajar estos aspectos regularmente promueve una mejor preparación y predisposición que genera resultados fantásticos.
  • Eficacia: Cuanta más comunicación, menos conflictos, más unión, más compenetración y mejor ambiente de trabajo. Que la comunicación se realice mediante reuniones formales en momentos de tranquilidad facilita la calidad y eficacia del trabajo.

2.- Afrontar problemas en servicios previos.

 Las reuniones son muy útiles, pero también lo es afrontar abiertamente los problemas surgidos en los servicios previos. Cada maestrillo tiene su librillo, pero por todos es conocido el secular problema de comunicación entre sala y cocina, uno de los elementos desestabilizadores de los equipos. Como consejo general, si ha surgido algún problema, sólo podremos solucionarlo hablando entre las partes. No lo dejes para otro momento.

3.- Palabras que suenen a música.

No es necesario llegar al extremo de afrontar los problemas en verso. Pero el ambiente en el restaurante agradecerá también palabras biensonantes (incluidos los clientes que puedan escuchar discusiones que no deberían escuchar) para expresar el desacuerdo. Fomenta que se utilicen palabras positivas.

4.- Nunca olvidarse de la formación. Si algo no sale como queremos que salga probablemente tenga mucho que ver con la falta de formación. Pueden hacerse sesiones formativas internas para entrenar alguno de los aspectos que no fluyen de la manera adecuada.

5.- Un lenguaje común. Los camareros no tienen tiempo para sentarse a conversar con los cocineros sobre las exigencias de cada cliente, y el cocinero tampoco tiene disponibilidad para comentar cada una de las órdenes de servicio o comandas.

En restaurantes pequeños, muchos chefs y camareros apelan únicamente a la memoria, pero cuando el flujo es mayor, una buena capacidad de memorización no es suficiente.

Ahora lo común es la comunicación a través de canales tecnológicos digitales, valiéndose de ordenadores o incluso, los más avanzados, a través de dispositivos móviles como las tabletas.

6.- Organigrama claro. Como cualquier empresa, un restaurante debe tener una estructura organizacional clara que sea conocida por todos los empleados. Esa estructura no solo se refiere a un orden jerárquico, también establece los canales de comunicación.

Además de “estandarizar” los códigos a usar entre el personal de diferentes departamentos, también debe establecerse el protocolo para resolver eventuales divergencias o malos entendidos.

7.-Focalizarse en los momentos de estrés. El nivel de estrés al que muchas veces se ven sometidos camareros y cocineros, es potencialmente alto. Y estos índices se multiplican cuando las cosas no van del todo bien.

Por razones varias (no pasa solo en restaurantes) hay días en los que cualquier cosa que se haga parece que sale “al revés”. Resulta técnicamente imposible atender correctamente cualquier contingencia, si la comunicación no garantiza una claridad mínima. De hecho, detalles menores pueden derivar en problemas realmente grandes si las cosas no se comunican y se aclaran a tiempo.

Clientes satisfechos, que se marchen felices y con ganas de volver. Ese es el objetivo final de todo restaurante. En cómo lograr eso radica “el secreto del éxito”. Para que un equipo funcione, necesita líderes comprometidos con su personal y más importante todavía, que consigan el equilibrio entre todos los elementos. Y quizá el equilibrio más delicado en el negocio de la comida, es el que se establece entre quienes atienden las mesas y los que cocinan.

Recuerda: un porcentaje alto del éxito de una empresa está estrechamente relacionado con la capacidad para sostener comunicaciones efectivas puertas afuera (con clientes, para el desarrollo de estrategias de marketing, etc.), y también en el ámbito interno.

¡Todo a punto para la Navidad en tu restaurante!

Ya quedan pocos días para celebrar uno de los grandes momentos para tu negocio: la Navidad. Cenas y comidas de todo tipo, desde empresa, familiares o amigos, se suceden a lo largo de estas semanas… Para no dejarnos nada en el tintero, hemos recopilado una serie de tips con consejos interesantes para tu bar o restaurante.

Bares de tapas Decoración Escandallo Gestiona tu restaurante Ideas para promocionar Tendencias Rentabilidad de tu restaurante

Aumenta la facturación de tu cafetería con estas 5 opciones

Variedad y estilo saludable, claves para fidelizar a tus clientes

Alimentos Gestiona tu restaurante Rentabilidad de tu restaurante Bares de tapas

Congelados: la importancia de la cadena de frío [Infografía]

La cadena de frío es uno de los factores más importantes a tener en cuenta cuando optas por el congelado en tu negocio

Rentabilidad de tu restaurante Gestiona tu restaurante

Cómo implementar el delivery en tu restaurante

Conoce las claves de la última tendencia en el negocio de la restauración

Gestiona tu restaurante Rentabilidad de tu restaurante Tendencias

Cómo reducir los costes de tu bar o restaurante

Como propietario de un bar o restaurante conoces los costes que supone pero, ¿Sabes cómo puedes reducirlos?

Gestiona tu restaurante Rentabilidad de tu restaurante Restaurantes de menú