Hazte Cliente de Makro

Regístrate aquí

El aceite de oliva


El aceite de oliva virgen extra, también conocido como oro líquido, es un gran tesoro de la gastronomía española. Este producto estrella de la dieta mediterránea es reconocido mundialmente por su sabor, sus magníficas propiedades y su versatilidad culinaria. Por eso, no te ha de extrañar que el aceite de oliva se haya convertido en un ingrediente básico de las cocinas de todo el mundo. Si quieres aprovechar todos sus beneficios, asegúrate de que sea aceite virgen extra.


El aceite de oliva se consigue al extraer el fruto del olivo, es decir, de la oliva o aceituna. Para conseguir este aceite vegetal, se utiliza un molino llamado almazara, que ejerce una presión sobre la oliva para conseguir el oro líquido. Este proceso suele llevarse a cabo a finales del otoño, que es cuando las aceitunas están maduras y su pulpa contiene la máxima cantidad de aceite.
La calidad del aceite de oliva depende del procesado que se lleve a cabo, después de la primera presión con la que se extrae el zumo. Según sus propiedades organolépticas y su contenido de ácidos grasos libres, el aceite se clasificará en alguna de las categorías definidas en las regulaciones de la Unión Europea.
Toma nota: el mejor aceite de oliva del mundo, según la lista World's Best Olive Oils 2014/2015, es el aceite de oliva virgen extra Venta del Barón, de Muela Oliva. Este aceite pertenece a la Denominación de Origen Protegida Priego de Córdoba y ha recibido más de sesenta premios de ocho países. Hasta diez aceites de oliva virgen extra españoles se encuentran dentro de esta lista de prestigio.
Su fama internacional es comprensible, si te fijas en un dato: España lidera la producción mundial de aceite de oliva, con 1,5 millones de toneladas. O, lo que es lo mismo, maneja el 50 % del total de la producción mundial.
lamb_0054-1
$name

Propiedades del aceite de oliva

El aceite de oliva tiene unas magníficas propiedades, que lo hacen indispensable, dentro de una alimentación saludable. Contiene grasas monoinsaturadas, ácido oleico, antioxidantes y vitaminas A, D, E y K. Sus beneficios para tu salud son excelentes, ya que su consumo te ayuda a prevenir enfermedades coronarias, degenerativas y cardiovasculares.
También favorece el proceso digestivo y evita la acidez gástrica; previene el envejecimiento prematuro de la piel, al combatir los radicales libres; ayuda a la absorción de minerales como el calcio, fósforo, magnesio y zinc; contribuye a controlar el nivel de glucosa en la sangre; mejora el control de la presión arterial; y reduce los niveles del llamado colesterol malo.
Gracias a estas propiedades, el uso del aceite de oliva se ha incorporado al mundo de la cosmética, pero su utilización mayoritaria corresponde al culinario. En los países mediterráneos, se emplea para el aliño de ensaladas, conservas de pescado, quesos, carnes o verduras.
Su resistencia al calor lo convierte en el candidato perfecto para cocinar, pero has de tener en cuenta que, al calentarse, pierde algunas propiedades por la evaporación de ciertos elementos. Si repites varias veces el calentamiento disminuye el contenido de antioxidantes. Por lo tanto, la mejor forma de aprovechar todas sus cualidades es consumirlo en crudo.
Olive_13

Tipos de aceite de oliva

En función de las diferentes calidades de la aceituna; de los métodos que se emplean en su recolección; del transporte; de la elaboración del aceite; de su grado de acidez; y de su sabor, olor y color, los aceites de oliva se catalogan en diferentes calidades y tipos. El aceite de oliva virgen extra es el rey porque es el de mayor calidad.
El aceite de oliva virgen extra se extrae, mediante procedimientos mecánicos, de aceitunas en buen estado y sin defectos. Este aceite tiene un grado de acidez menor de 0,8°, en porcentaje de ácido oleico, y, en ningún caso, puede este sobrepasar esa cifra.
Por su parte, el aceite de oliva virgen es similar al anterior, pero su grado de acidez no debe superar los 2º. Aunque la calidad puede parecer la misma, puesto que para su obtención se emplea el mismo proceso, este aceite presenta algún pequeño defecto que no permite clasificarlo como virgen extra.
El aceite de oliva es una mezcla de aceite de oliva refinado y aceite de oliva virgen. El aceite de oliva refinado se consigue a partir de aceites que no cumplen los parámetros más exigentes de calidad y son sometidos a procesos químicos o térmicos. Su grado de acidez no puede ser superior al 1º.
Por último, el aceite de orujo de oliva es una mezcla de aceite de orujo de oliva refinado y aceite de oliva virgen o virgen extra. Se consigue mediante el refinado de aceite de orujo de oliva crudo y su acidez tampoco debe superar 1°.

Beneficios del aceite de oliva

Con unas propiedades tan extraordinarias, el aceite de oliva tiene innumerables beneficios para tu salud, que lo convierten en un alimento indispensable en la alimentación diaria de pequeños y mayores. Ayuda a preservar los huesos, calma el dolor, fortalece el sistema inmunológico y previene el cáncer de mama.
Las personas que consumen aceite de oliva, en su día a día, están ayudando a preservar sus huesos, aunque no lo sepan. Este magnífico ingrediente evita la pérdida de densidad ósea y previene la osteoporosis. También contribuye a aliviar el dolor gracias a un compuesto con el que cuenta y que inhibe la actividad de las enzimas COX.
Asimismo, el ácido oleico y un grupo de antioxidantes que contiene este aceite ayudan a prevenir el cáncer de mama, al disminuir la actividad del oncogén y estimular la muerte de las células que forman estos tumores. Al ser rico en antioxidantes, el aceite de oliva fortalece el sistema inmunológico y protege contra las enfermedades.
Sin lugar a dudas, el aceite de oliva es una auténtica joya. Mientras que, para el paladar, es una delicia que aporta sabor y textura a cualquier plato; para la salud, es el aliado perfecto, ya que aporta nutrientes esenciales, saludables y beneficiosos.
Ten en cuenta, en definitiva, los numerosos beneficios del aceite de oliva virgen extra. 

oil_03-1