Hazte Cliente de Makro

Regístrate aquí

Trucos para que tus clientes permanezcan más tiempo en tu restaurante


1. El ambiente

La pregunta clave en torno a la cual gira todo es: ¿qué puedo hacer para asegurarme de que mis clientes estén contentos con todo y sientan que se encuentran en las mejores manos? Naturalmente, el mobiliario cómodo es importante, igual que una cocina atractiva, una temperatura agradable, un ambiente distendido, quizá algo de música, y a última hora una iluminación acogedora pero nada brillante. No obstante, una noche se convierte en una ocasión verdaderamente memorable cuando se remata con pequeñas sorpresas planeadas cuidadosamente. Después de la comida, simplemente ofrece a los comensales un pequeño extra atractivo apropiado para el ambiente: podría ser un “Postre sorpresa para 2”; un mini postre especial para todos aquellos que ya estén realmente saciados; un “Espresso Especial” con un poquito de chocolate negro; una especialidad regional de queso para degustar; una bebida exótica no alcohólica para los conductores; o cualquier otra cosa que se te pueda ocurrir. 

Various_Stay_Longer_Modul1

2. Tener en cuenta las necesidades de tus clientes

Si a tu restaurante suelen acudir familias, entonces debes  tener en consideración las necesidades particulares de niños y ancianos. En estos casos, una buena hospitalidad se caracteriza por contar con asientos especiales para los niños y por ofrecer platos infantiles populares, atractivos y de precios razonables, y también por contemplar de manera flexible los requisitos especiales de las personas mayores, incluido un asiento cómodo. Otros factores que puedan hacer que los niños y los padres se sientan bienvenidos podría ser una zona de juego o libros para colorear con ceras. También se podría disponer, por ejemplo, de mantas, cojines blandos o incluso gafas para leer.

3. La experiencia

La gastronomía para eventos no tiene por qué ser compleja y elaborada: averigua cómo completar la experiencia de tu establecimiento dándole vida propia e involucrándote. El arte es la creación de experiencias para los clientes que encajen perfectamente con tu concepto exterior: ¿Hay alguna historia fascinante o emocionante que puedas contar a tus clientes sobre tu local, los jardines, la ubicación, tu menú, o tu cocina? Aquí, una opción interesante podría ser contratar artistas intérpretes, u organizar una serie de conciertos con un título como “Verano de 2016”. Una lectura exclusiva (quizá de historias cortas románticas, o una lectura nocturna de un thriller), o una proyección al aire libre de distintos formatos (desde fútbol hasta cine de verano).

Various_Stay_Longer_Modul3

Factor 4: Diversión

¡Inspira a tus clientes con delicias culinarias! Elaborar en la cocina algo especial para abrir boca no es muy costoso, pero si además es indicativo de que otras delicias vienen en camino, entonces los clientes estarán encantados de quedarse. Esto simultáneamente motiva a tu personal: tu cocina estará verdaderamente contenta de deleitar a tus comensales con manjares culinarios que salgan de la rutina de tu menú habitual. Podría tratarse del placer de degustar cervezas artesanas de pequeñas cervecerías independientes, o degustar quesos especiales, o pasta casera: además de pasión por una elaboración fina, este tipo de “gestión de placeres” también requiere un equipo de servicio profesional altamente cualificado. Así no habrá nada que impida el lanzamiento de toda una serie de promociones: por ejemplo, aperitivos gratuitos presentados en una vajilla especial, una invitación a una sesión de catas, un día de degustaciones al comenzar la temporada, una semana temática, o cualquier otra de las muchas ideas que se te puedan ocurrir.

Various_Stay_Longer_Modul4