Pollo para hostelería

El pollo es la carne en fresco más consumida en los hogares españoles, un hábito que también se refleja cuando salimos a comer fuera. Asado, a la parrilla, a la plancha, piezas enteras rellenas, alitas… La versatilidad define a este tipo de carne y, por eso, es un básico en los negocios de hostelería. En Makro encontrarás un amplio surtido de pollo para elaborar las recetas de tu restaurante.

Pollo para hostelería
Descúbrelos todos

Tipos de pollo 

De corral, blanco, coquelet, pita pita… En las más de 4.800 explotaciones de producción de pollo registradas en España (datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación) los animales no son todos iguales; de hecho, existen hasta 27 razas de gallinas autóctonas. Una de las máximas de Makro es adaptarnos a las diferentes necesidades de los negocios de hostelería y, por eso, te ofrecemos un amplio catálogo con diferentes tipos de pollo.

Pollo blanco

Pollo blanco 

Los pollos blancos se alimentan con pienso (principalmente de trigo) una cuestión que repercute en la textura, color (blanquecino) y sabor de su carne, muy fina y suave. Otra de sus características es su bajo contenido en grasa.
Pollo amarillo

Pollo amarillo

Este tipo de pollos tiene una alimentación en la que predomina el maíz (de forma natural o en piensos), cuyo betacaroteno (es el único cereal que lo tiene) hace que su color sea amarillento. Su sabor es más intenso y la piel más consistente.
Pollo de corral

Pollo de corral

El pollo de corral (o campero) se cría en semilibertad, normalmente de forma extensiva en explotaciones interiores con acceso a espacios al aire libre, lo cual repercute en su bienestar. La alimentación combina los piensos con los alimentos naturales como el maíz, la alfalfa, el trigo o la cebada. Se sacrifica a los 90 días.
Pollo de granja

Pollo de granja

El pollo de granja (o industrial) se cría en cautividad, en el interior de naves con iluminación artificial. La alimentación es a base de piensos, lo cual hace que engorde más rápido y se sacrifique a los 45-50 días.
Pollo orgánico

Pollo orgánico

En este tipo de aves su alimentación es natural y libre de productos químicos. Además, no se tratan con antibióticos ni hormonas de crecimiento. Estas condiciones permiten que su carne sea de gran calidad y su sabor muy intenso. Normalmente se crían en espacios al aire libre, con acceso a pastos donde puedan moverse y ejercitarse, aunque también pueden estar en naves industriales.
Pollo de engorde

Pollo de engorde

Se denomina pollo de engorde a aquellos de crecimiento rápido criados exclusivamente para obtener su carne. Alcanzan los 2/2,5 kilos en cinco o seis semanas.
Pollo de pastoreo

Pollo de pastoreo

Los pollos de pastoreo se crían de la forma más natural posible; cuentan con gallineros móviles en pastos donde, además de hierbas, comen insectos, lombrices, raíces, etc. La exposición a la luz solar y el movimiento libre repercute en su bienestar.
Pollo Lumagorri

Pollo LumaGorri

LumaGorri es un sello que aglutina a los criadores de este tipo de pollo tradicional de los caseríos vascos. Su principal característica es que se crían en pequeñas explotaciones, sin que consuman ningún medicamento y con una alimentación en la que se combina el maíz con los cereales y la hierba fresca de las praderas de los caseríos. El proceso de crianza es lento (tres meses).
Pollo pita pinta

Pollo pita pinta

La pita pinta es una raza de gallinas autóctona de Asturias (en el año 2003 se fundó la Asociación de Criadores de la pita pinta asturiana). Tiene un plumaje blanco y negro muy característico (la variedad más común), aunque también está la pita pinta roxa, de color anaranjado y negro; la abedul, que es negra, y la pinta blanca. Se puede criar tanto para carne como para la puesta de huevos.
Pollo picantón

Pollo picantón

Un pollo de crecimiento lento, con una alimentación vegetal a base de cereales y que se sacrifica joven (a los 30/35 días), obteniendo una carne jugosa, tierna y sabrosa muy apreciada en la cocina. Estas son las características del picantón, cuyo peso oscila entre los 400 y 500 gramos.
Pollo coquelet

Pollo coquelet

Denominado también tomatero, el pollo coquelet es similar al picantón (de hecho a veces los términos se emplean como sinónimos). La principal diferencia entre ambos es su tamaño: entre 600 gramos y un kilo en el caso del coquelet, lo que hace que su carne sea un poco más seca.
Prepáralo bien

Cómo despiezar un pollo paso a paso

Despiece del pollo

En caso de que tengamos que despiezar un pollo es importante seguir una serie de pasos para evitar el desperdicio y aprovechar al máximo cada una de sus partes.

  • Utensilios adecuados: necesitaremos unos cuchillos apropiados, como un deshuesador o cocinero, así como un machete pequeño y una tabla de cortar.
  • Limpieza exterior: no es necesario lavarlo con agua; bastará con limpiarlo con un paño de algodón o papel de cocina. Lo colocamos sobre la tabla.
  • Muslos: empezamos con los muslos, cortando la piel que los une con las carcasas para que sea más fácil separarlos, hasta llegar al hueso. Es posible hacerlo despegando el muslo entero o partiéndolo a la mitad si queremos los jamoncitos (o muslitos).
  • Alas: se cortan de forma similar a los muslos, abriendo y separando las articulaciones. Se pueden partir en dos o dejarlas enteras.
  • Hueso central: giramos el pollo para cortar el hueso que separa las pechugas y que se utiliza para sopas, caldos, cremas, etc.
  • Pechugas: retiramos la piel y hacemos un corte longitudinal por el hueso de la pechuga para que queden las dos desprendidas. Retiramos la grasa que pueda haber en ellas.
  • Carcasa: el esqueleto del pollo lo partimos en varias partes para utilizarlo como base de caldos o sopas.

Además de este despiece por completo de la pieza, también es posible trocear el pollo en cuartos, diferenciando los delanteros de los traseros. En los primeros se incluyen las pechugas y las alas, mientras que en los otros el muslo y el contramuslo.

Importante

Conservación del pollo 

Conservación del pollo
Para conservar adecuadamente el pollo es importante no romper la cadena de frío (recuerda que Makro dispone de transporte con camiones monotemperatura o tritemperatura para el traslado ). En cuanto lo recibas en tu negocio de hostelería almacénalo en refrigerador a una temperatura de 4 ºC o inferior. No retires su embalaje original y ten en cuenta que debe consumirse en las siguientes 24-48 horas.

Es posible congelarlo y, aunque se puede hacer entero, lo más recomendable es despiezarlo protegiéndolo con film y bolsas herméticas. De este modo, el pollo puede conservarse entre nueve-diez meses.

El pollo es muy buena opción

Beneficios y propiedades del pollo

Beneficios del pollo

La carne de pollo se caracteriza por ser baja en calorías, en colesterol y en grasa (especialmente si retiramos la piel) y su alto porcentaje de proteínas (hasta 30 gramos por cada 100 g). Es una carne fácil de digerir, rica en fósforo, potasio y vitaminas del grupo B.

Entre sus beneficios destacan:

  • Previene el debilitamiento de huesos y dientes.
  • Fortalece la masa muscular.
  • Cuida nuestra salud cardiovascular (por sus bajos niveles de grasas saturadas y colesterol).
  • Protege nuestra vista por contener derivados de la vitamina A.
  • Contribuye a mantener sanos los vasos sanguíneos.
  • Refuerza nuestro sistema inmunitario.

Formatos disponibles de pollo  

En Makro te ofrecemos diferentes formatos de pollo para adaptarnos a las necesidades de todo tipo de negocios de hostelería. En nuestros lineales encontrarás pollos enteros limpios (por unidades o bolsas de cuatro), troceados, medio pollo, muslos, pechugas (fileteadas o enteras), alas (en bolsas de cuatro o seis raciones), traseros, contra sin hueso, carcasas, etc.

Contamos también con opciones en congelado (traseros, muslitos, alas, pechuga, jamoncitos, pularda entera…) así como platos preparados como loncheado para kebab, muslos de pollo con dátiles y bacon, con gambas o a la jardinera.
FAQs

Preguntas frecuentes