Hazte Cliente de Makro

Regístrate aquí

La histamina


La histamina es un compuesto (amina) generado en el organismo e implicado en diferentes funciones  (alergias, regulación cardiovascular, etc).

La histamina además se puede encontrar en los alimentos y puede causar intoxicaciones.

Al consumir algunos alimentos que de forma natural son ricos en histamina (queso curado, fresas, tomate, entre otros) no suele aparecer reacción alguna.


Por el contrario, si ingerimos alimentos en mal estado, o que no se hayan mantenido en condiciones adecuadas de refrigeración (rotura de la cadena de frío), la histamina puede estar presente en elevadas cantidades y provocar una seria intoxicación.

Histamina
Especialmente sensibles a esta circunstancia son los pescados azules (atún, bonito) que en su composición natural son ricos en un aminoácido llamado histidina. Este aminoácido se convierte en histamina por la acción de las bacterias presentes en el alimento que se multiplican al no mantenerse el producto en condiciones de refrigeración, es decir, cuando se rompe la cadena de frío.

Es importante destacar que la histamina no desaparece con el cocinado  o la congelación del alimento.

La única forma de prevenir que los pescados azules presenten este problema, sobre todo en épocas donde la temperatura ambiente es más elevada es:

  • Seleccionar proveedores.
  • Realizar controles de histamina en los productos para detectar partidas que tengan elevadas cantidades de este compuesto y evitar su consumo.
  • Mantener la cadena de frío durante la exposición, venta y transporte y hasta su preparación. 

Haciendo clic aquí, puedes encontrar más información acerca de cómo Makro te puede ayudar a mantener la cadena de frío.

A título informativo  resumimos los síntomas más habituales que se presentan en personas que han ingerido alimentos con elevadas cantidades de histamina:

  • En ocasiones estos alimentos provocan picor en la lengua. Si es así no debemos seguir consumiendo el alimento.
  • Sensación de quemazón en la piel, picor de la piel sobre todo en las palmas de las manos, en la cara, cabeza y orejas, enrojecimiento de la piel, urticaria,
  • Taquicardia y dolor de cabeza. Disminución de la presión arterial.
  • Náuseas, vómitos, diarrea, dolor abdominal