Hazte Cliente de Makro

Regístrate aquí

8 alternativas a los clásicas macetas

Las macetas son algo que no pasa de moda, pero podrías añadir algo de variedad a lo que crece en ellas para deleite de tus clientes. En general, menos es más. Pero tendrás que ser un poco atrevido: experimenta con las formas y las proporciones, por ejemplo instalando una columna alta para un pequeño jardín vertical que ocupe más que las propias plantas, o jarrones delgados y cúbicos rellenos con ramas retorcidas y nudosas. Tus decoraciones se grabarán en la memoria de tus clientes y tú y tu personal tendréis que trabajar menos.

Sea como sea: Mantente constante en tu concepto. De una forma u otra, cada visitante va a ver tanto las zonas interiores como las exteriores de tu establecimiento. Un estilo uniforme en tus decoraciones y en la elección que hagas de las plantas causa una impresión positiva y profesional. 

Importante: Piensa de manera práctica. A menudo es necesario mover del mobiliario de exterior de un lado a otro y colocarlo en otro sitio, y eso mismo sucede con las decoraciones. Evita tiestos pesados, inflexibles y que se puedan romper y elige preferiblemente plásticos, madera o acero inoxidable.


1. Tu establecimiento determina tu decoración

Pregunta a tu proveedor si te puede proporcionar algunos barriles vacíos de vino. Un barril de vino, o medio, puede constituir un elemento decorativo original y llamativo si dentro se ponen plantas verdes o una vid retorcida y nudosa. La baúles de té o las cajas de especias también pueden ser unos tiestos excelentes y dar más prestigio a tu establecimiento.

Gardening_Alternative_Modul1

2. No tiene por qué ser natural

La piedra nunca desentona con ningún estilo. Pero no necesitas piedra natural para conseguir ese efecto de piedra. Si quieres que tu zona exterior tenga ese aspecto de hormigón que tan de moda está ahora, ¿por qué no echas un vistazo a las jardineras de poli piedra? Tienen el aspecto auténtico de la piedra y una superficie suave y ligeramente porosa, añaden un toque de clase a cualquier emplazamiento, pesan solo una fracción de lo que pesa la piedra natural, y son mucho más versátiles que las jardineras de piedra.

Gardening_Alternative_Modul2

3. Una recomendación “brillante”

La luz no siempre tiene que provenir de las lámparas. Hay una tendencia que comenzó hace años y que sigue de moda que consiste en instalar jardineras que incorporan la iluminación. Normalmente están fabricadas con plástico, se limpian y se pueden mover de un lado a otro fácilmente y al momento otorgan a cualquier terraza una atmósfera tranquila y relajada. Para la próxima temporada la mejor elección son los tonos rosa, turquesa, verde o azul colombino moderados.


4. La forma rápida y sencilla de traer Asia a tu establecimiento

El estilo asiático sigue siendo una tendencia en boga: transforma tu terraza con la elegancia relajada del estilo asiático: es mucho más sencillo de lo que pensabas. Unos tramos huecos de bambú grueso son idóneos como jardineras exóticas, y no son nada costosos. Otra alternativa es cortar unas esteras de bambú a medida para forrar los tiestos. Después no tienes más que añadir algunos extras típicos de Asia como una figura de Buda hecha de piedra y: ¡Bienvenido a Asia!


5. Viejo, pero con su propio encanto especial

Una nueva vida para los objetos antiguos: unas viejas carretillas, unos abrevaderos de cemento, unas lecheras, unas cacerolas de barro o incluso unas maletas antiguas de cuero con todos sus herrajes pueden convertirse en unas originales jardineras cuyo lugar no tiene por qué ser solo en una casa de huéspedes campestre. Si en ellos se ponen plantas que contraste como, por ejemplo, hierbas mediterráneas, pueden aportar un toque de estilo vintage a cualquier terraza o patio. Y tampoco no tienen por qué ser antigüedades auténticas. Se pueden encontrar objetos cotidianos pero de aspecto antiguo a precios razonables en casi cualquier tienda de decoración.

Gardening_Alternative_Modul5

6. La jardinera new age: No es una maceta

Ultra móvil y fácil de hacer uno mismo: la yuta como maceta. Pon una bolsa impermeable dentro de un saco de yuta y, si quieres, pinta cualquier cosa apropiada en el saco con colores que combinen con tu concepto de decoración. Rellena la bolsa impermeable del interior con gránulos de arcilla, que tienen la capacidad de absorber y almacenar gran cantidad de agua. Si pones plantas de tamaño medio como, por ejemplo, un cafeto, entonces tendrás un llamativo y fascinante elemento de decoración de fácil mantenimiento y que te costará muy poco. 


7. El barro, pero de otra forma distinta

Puede ser de barro, pero no es un tiesto. Utiliza una teja grande y profunda como jardinera, rellénala con tierra y planta en ella matas bajas o plantas tapizantes. Esto creará una atmósfera cautivadora si se utiliza como elemento central sobre mesas largas o sobre caballetes. ¿Necesitas decoraciones más pequeñas para varias mesas? Se pueden utilizar fragmentos cóncavos de barro para poner plantas de flores, algo que dará una apariencia aún más rústica y proporcionará contrastes interesantes.


8. Un truco extra: crea una plataforma para tus plantas

¿Quieres que sea efectivo pero simple? En lugar de poner plantas en todas las mesas, ¿por qué no creas un elemento central con plantas? Construye una plataforma con palets que tenga una altura no superior a las rodillas y ponlo en una ubicación central. Dependiendo de cómo la quieras, después podrás cubrirla con telas y colocar plantas y accesorios sobre ella. Ten en cuenta que si pones plantas y objetos de distintas alturas parecerá más interesante e invitará a que se explore con la vista. Y si quieres un verdadero contraste, entonces deja los palets al descubierto y añade elementos brillantes que contrasten con el aspecto crudo e industrial como, por ejemplo, baldosas de colores vivos con patrones orientales, objetos con mosaicos, y una selección de palmas de distintas especies y alturas.

Gardening_Alternative_Modul8