Hazte Cliente de Makro

Regístrate aquí

Con las ensaladas conseguirás platos de fácil preparación en menos tiempo, reduciendo las mermas y controlando los costes en tu cocina.
Te proponemos diferenciar tu oferta de ensaladas para captar más clientes, controlar los costes y aumentar la rentabilidad de tu menú del día.

Además, las ensaladas aceptan una gran variedad de ingredientes y desde Makro te ayudamos a llevar las hojas más frescas del huerto a la mesa, preparadas para servir: Rúcula, canónigos, hoja roble, endibia … 




15-07_leaf_salad_E_11

Flores comestibles: Provenientes de cultivos en invernadero pero también silvestres

En Makro, la gran mayoría de nuestras flores comestibles provienen del cultivo en invernaderos. Su recolección se realiza a mano, a primera hora de la mañana, ya que es en ese momento del día cuando las flores son menos frágiles.

Nuestra oferta se completa, especialmente con la llegada del buen tiempo, con flores silvestres recolectadas directamente en bosques o campos, como es el caso de la flor del saúco, que podrás encontrar en nuestras tiendas en los meses de mayo y junio.

 


15-07_leaf_salad_E_09

En MAKRO, todas las flores son comestibles, pero en la naturaleza hay que tener cuidado.

Muchas flores son comestibles, sin embargo hay variedades muy comunes, como el botón de oro o la adelfa, que son muy tóxicas. Los pétalos de la amapola, por ejemplo, tienen un aroma suave y delicado, sin embargo el resto de la flor no se puede consumir. Por ello, en MAKRO nos preocupamos tanto por la seguridad y no comercializamos ninguna flor que no sea comestible en su totalidad.


Ensaladas de verano

El verano invita a tomar ensaladas frescas e hidratantes, para soportar los largos días de calor sofocante. Por ello, entre las múltiples opciones que existen es recomendable optar por ensaladas como:


Ideas para ensaladas 


15-07_leaf_salad_E_11

¡Flores para todos los gustos y de todos los colores!

Aunque su éxito se debe principalmente a la vistosidad de colores y al correspondiente efecto decorativo que aportan a los platos, las flores también poseen unas cualidades gustativas destacables. La más vendida y que se puede encontrar durante todo el año es la flor de borraja, en forma de pequeña estrella azul, tiene el sabor perfecto como acompañamiento de las ostras; la capuchina es muy apreciada por su toque picante y la prímula por su sabor a miel. Los sabores cítricos, a pino y curry de la flor de tagete combinan muy bien tanto con platos salados como con postres. La flor de la salvia aporta un toque dulce con un ligero sabor que nos recuerda al propio aroma de la planta, mientras que la begonia seduce tanto por sus colores como por su textura crujiente y su frescor.



En definitiva, tanto si son de otoño y verano o navideñas, las ensaladas son platos muy nutritivos y sabrosos que se pueden elaborar de una forma rápida y sencilla, con ingredientes de temporada, y que te ayudarán a aumentar la rentabilidad de tu negocio.

El aliño: clásico o imaginativo

Uno de los aliños más conocidos que existen, con base de aceite y vinagre, es la vinagreta. Para prepararla hay que seguir la máxima de «echar mucho aceite y poco vinagre». Otros posibles ingredientes son las cebollas, el ajo, las hierbas y las especias. Se puede cambiar el sabor innumerables veces utilizando diferentes tipos de aceite y vinagre. Si se añade un poco de mostaza, resulta más fácil hacer la mezcla. Un ejemplo de aliño con base láctea es la salsa ranchera, uno de los aliños más populares en Estados Unidos. Sus ingredientes son mazada, cebolla, ajo, cebolleta, eneldo, perejil y varios tipos de especias. Un buen ejemplo de aliño con base de mayonesa es la salsamil islas. A la mayonesa (a ser posible, casera), se le añade puré de tomate oketchup, pimentón y chili.

Tu vinagreta más sabrosa,  una receta básica

Vinagreta

INGREDIENTES:

  • 1 cuarta parte de vinagre (p. ej. vinagre de vino blanco)
  • 3 cuartas partes de aceite (p. ej. aceite de oliva)
  • Mostaza
  • 1 pizca de azúcar
  • Sal, pimienta

PREPARACIÓN:

Pocos ingredientes logran un gran sabor: pon un poco de mostaza en un cuenco; Añade pimienta recién molida, una pizca de azúcar y sal gruesa. Toda vinagreta necesita una cuarta parte de vinagre y 3 de aceite. Importante: pon primero el vinagre de vino blanco en el cuenco y empieza a remover. La sal y el azúcar se disuelven en el vinagre (¡en el aceite no!). Remueve hasta que todo se haya disuelto totalmente. Entonces añade.

LOS DEMÁS INGREDIENTES APORTAN UNA TEXTURA Y UN ASPECTO ESPECIALES

Muchas verduras de hoja para ensalada - excepto las variedades picantes, como la rúcula, en concreto- apenas saben a nada, por lo que necesitan ser potenciadas adecuadamente.
En este ámbito no existen prácticamente límites a la imaginación del cocinero, ya que hay muy pocos alimentos que no combinen bien con este tipo de verduras. Por eso, pueden acompañarse con infinidad de ingredientes. También las flores comestibles son todavía una tendencia muy reciente en la cocina que no solo estimula la vista, sino también el paladar…y muchas flores de árboles frutales. Finalmente, hay que aplicar la máxima de que si una planta es comestible, sus flores también lo son. En el caso de las plantas de mayor tamaño, hay que quitarles los pistilos y las flores masculinas antes de ponerlas en la ensalada.


¿Sabías que?

sabias que

¿Sabes cómo conseguir un resultado perfecto?

Te aconsejamos que cada hoja se aliñe por separado. También recomendamos que no se aliñe la ensalada hasta el momento de servirla; si no, se quedará mustia y blanda.

¿Y mejorar el sabor y aspecto de la verdura con unos pequeños trucos?

Para mejorar el sabor de una verdura de hoja muy amarga, hay que ponerla a remojo en agua tibia durante unos minutos antes de empezar a prepararla.  Si la verdura ya está un poco mustia, hay que ponerla a remojo en agua con azúcar durante un tiempo. Así volverá a estar de nuevo crujiente.

Servicios