Hazte Cliente de Makro

Regístrate aquí

Los diez mejores trucos de expertos en barbacoas

Las barbacoas atraen a los clientes. Pero ha de tenerse un cuidado especial cuando se cocina en barbacoas y cuando se utiliza gas o electricidad. ¡Estos trucos garantizan que tu barbacoa será un evento seguro y ameno tanto para ti como para tus clientes!


1. Asegúrate de contar con los permisos necesarios

Averigua si existe alguna normativa de las autoridades locales en cuanto a seguridad contra incendios y emisiones que deban cumplirse por parte de los propietarios del restaurante o del hotel. Es muy probable que algún funcionario o inspector, o responsable de prevención contra incendios, tenga que dar el visto al área de la barbacoa antes de tener permiso para su utilización.

BBQ_Safety_Modul1

2. Peligros a tener en cuenta en el uso de la barbacoa

Debes tener en consideración varios aspectos de seguridad que atañen al tipo de parrilla que vayas a utilizar

Parrillas de gas
  • En algunas regiones es obligatorio contar con sistemas de protección en caso de rotura de algún manguito y con reguladores de presión
  • En algunas regiones se exige una inspección y autorización oficial
  • En interiores es necesaria una buena ventilación para controlar las emisiones de CO2
Parrillas de carbón
  • Riesgo elevado de que algunas ascuas se vuelen
  • Más sensible al viento
  • El calor emitido puede fluctuar considerablemente
  • Puede producir un humo molesto
  • Precisa un control constante
Parrillas eléctricas
  • Deben protegerse contra la lluvia
  • No emite tanto calor como otras parrillas
  • Precisa un suministro eléctrico seguro

3. Elige la base y la ubicación correctas

Para todos los tipos de parrilla: instala tu parrilla sobre una superficie segura y llana y asegúrate de que queda estable y no puede volcar. El mejor lugar para su instalación es al aire libre. Nunca instales tu parrilla en una cabaña de madera, en una tienda de campaña o sobre un suelo de madera. Asegúrate de que haya una zona de seguridad de cinco metros entre la parrilla y cualquier objeto inflamable como sombrillas, manteles o fardos de paja.
BBQ_Safety_Modul3

4. Piensa siempre con antelación

¿El calor emitido por la parrilla podría herir a los clientes o al personal? Ten siempre en cuenta cualquier acción imprevista como niños jugando o invitados intoxicados. Por tanto, las zonas frecuentadas por los invitados y las trayectorias de salida de emergencias en concreto no son nada adecuadas para instalar la parrilla.

5. Ten en cuenta el confort de tus clientes

Si vas a servir la comida directamente desde la parrilla, asegúrate de que haya suficiente espacio para aquellos clientes que estén esperando a que les sirvan en los momentos de máxima afluencia. No olvides que tu personal también necesitará acceso sin obstrucciones a todas las áreas.

6. Planifica las cosas según la dirección del viento

Seguro que no quieres molestar a tus clientes con las nubes de humo que pueda emitir la parrilla. También tendrás verdaderos problemas si invades propiedades vecinas con una cortina de humo permanente. Determina en qué dirección suele soplar el viento en tu zona de barbacoa al aire libre e instala la parrilla de modo que el humo se aleje de tus clientes y de las propiedades vecinas.


BBQ_Safety_Modul6

7. No olvides el equipo de refrigeración

Una zona de barbacoa equipada adecuadamente debe contar con los medios necesarios para mantener fresca la carne cruda antes de colocarla en la parrilla, según las normas sanitarias. Y también se recomienda contar con una toma de agua potable para garantizar la higiene de la comida.

8. Medidas contra incendios

Es de sentido común, pero a menudo lo damos por sentado: Necesitas un extintor de incendios específico para extinguir fuegos originados por aceites o grasas de cocinar. También puedes tener preparados cubos de arena o de bicarbonato sódico.

BBQ_Safety_Modul8

9. Nunca dejes la parrilla desatendida

La parrilla jamás debe quedar desatendida. Como organizador deberás asegurarte de que has asignado el personal suficiente para el evento con el fin de garantizar que el personal que esté trabajando en la parrilla pueda hacer pequeños descansos.

10. Forma a tu personal

Adobos que gotean sobre el carbón incandescente, una bandeja de parrilla sucia que empieza a arder: esto son cosas que no deben suceder. Instruye a tu personal en el uso correcto y seguro de la parrilla. Esto garantizará que se cumplen las normas de seguridad en el trabajo y te protegerá en caso de demanda de responsabilidad si se produce algún accidente. Solo debería trabajar en la parrilla el personal profesional instruido y formado correctamente y equipado con delantales, guantes y pinzas de barbacoa adecuados.