Hazte Cliente de Makro

Regístrate aquí

Por todos es sabido que el queso es uno de los alimentos estrella de la gastronomía francesa, fundamentalmente porque la cocina gala está más enfocada hacia la restauración que hacia la vida cotidiana, entendiendo esto como una búsqueda del sabor más exquisito. De hecho seguramente, en la mesa de un francés, no encontrarás diferentes variedades de pasta o de aceites, pero con toda certeza sí encontrarás una amplia variedad de quesos.



Ningún restaurante, ni bar italiano, tanto si se encuentra en Montmartre como en la Piazza Navona, se permitirá el lujo de no incluir en sus tablas de queso las denominaciones francesas más conocidas, como el roquefort, el camembert o el brie, ya que sería como admitir que se ignora la facilidad con la que se pueden combinar con los quesos y embutidos italianos, además de disfrutar de la perfecta unión de sabores y aromas. Existe una sana rivalidad entre Italia y Francia y esta está siempre muy presente en la gastronomía, así que ¿por qué no ofrecer a tus clientes una degustación comparativa entre los quesos de ambos países? 



camembert

Quesos especiales para pizza
Perlas de Mozzarella o para platos de pan, parmiggiano rallado o en virutas... Una gama de quesos específica para la preparación de tus pizzas. Quesos tiernos para hacer tus pizzas más sabrosas.

Livarot

Livarot: el más potente de los quesos normandos
Con su corteza de color anaranjado y su olor especiado, el Livarot es el más intenso de los quesos normandos y uno de los más apreciados.

Neufchatel

Neufchâtel: el más antiguo de Normandía
Con su pasta blanda y su corteza mohosa, es una verdadera obra maestra, no solo para el paladar sino también para los ojos. Hay que probarlo para creerlo.

pont-leveque

Pont-l’évêque: primus inter pares
Gracias a las tradiciones seculares y a los cuidados meticulosos, el Pont-l’évêque es uno de los tres grandes quesos franceses, junto con el Roquefort y el Brie.

roquefort

Roquefort: el queso azul francés
Es uno de los quesos más apreciados y más reconocibles gracias a sus características vetas azules, resultado del desarrollo de mohos en su pasta.

brie

Brie: el rey de los quesos franceses
Es el queso francés más consumido en Italia, elaborado con leche de vaca, de pasta blanda y recubierto por una característica corteza mohosa comestible.

chevre

Buche de Chèvre
El tradicional rulo de cabra es duro cerca de la corteza y se va ablandado hacia el centro. Su maduración dura hasta 10 días y se recubre con paja.


  • La familia de los quesos franceses

Los quesos franceses pueden clasificarse en función de la consistencia y del contenido de la corteza. En el primer caso, se trata del “contenido de humedad” que determina una pasta prensada, más o menos cocida, o una pasta blanda, con corteza lavada, mohosa o natural, o bien una pasta fresca, para los quesos no curados. Después, están las pastas con moho interior o “embrionarias”, donde la cuajada derivada de la leche de vaca se somete a un proceso encaminado al desarrollo de hongos que crearán la gran personalidad de este queso tan refinado y reconocido.

  • Conveniencia y calidad

Seleccionar cuidadosamente las variedades de quesos franceses más famosas y características dota de valor al establecimiento. En MAKRO tenemos como objetivo primordial velar por la oferta pero sin descuidar la calidad. Por este motivo, para nosotros es muy importante cubrir todas las diferentes necesidades y exigencias de nuestros clientes ofreciendo diferentes fórmulas que van desde el precio más bajo al surtido más variado y exhaustivo sin olvidar nunca la alta calidad de nuestros productos.

  • Combinación perfecta 

En MAKRO encontrarás una gran variedad de quesos de diferentes precios, y bajo diferentes presentaciones. Ven a conocer nuestra marca propia Horeca y déjate sorprender por la versatilidad de los quesos, como por ejemplo el Brie, que puede combinarse en un sabroso bocadillo, con el speck del Trentino, pero también reúne todas las condiciones para incorporarlo en una tabla de quesos y así coronar un menú de sabores delicados, o incluso convertirse en el acompañante perfecto para un buen Sauterne.


Servicios