Hazte Cliente de Makro

Regístrate aquí

¿Quieres seducir a tus clientes con propuestas de quesos pero no sabes cómo hacerlo? Aquí te daremos algunos consejos.



tabla-quesos

¿Cómo presentar un plato bonito?

- A veces nos vemos forzados a presentar una gran variedad de quesos, olvidándonos de que la tabla empieza con un único queso. Se debe elegir un queso que guste y que se encuentre en sus mejores condiciones.

- Si realizamos una buena elección de quesos, lograremos crear un espectáculo de diferentes texturas, sabores, colores… De nada vale presentar muchos quesos si entre ellos no combinan bien. Una buena tabla no debería contener más de 7 quesos.

- Selecciona prioritariamente quesos conocidos, con D.O., para ensalzar las especialidades regionales o locales. 

- Dota de vida a tus platos, teatralízalos, apuesta por combinaciones diferentes de especias, variedad de panes, y explica a tus clientes el porqué de esta elección. Además puedes añadir confituras o chutneys de frutas…

Saber servir el queso es todo un arte

- La actitud a la hora de servir es primordial. No debes estar estático, las manos se deben situar en la espalda y se debe preguntar discretamente a los comensales si desean tomar un poco de queso, mientras se sitúa la bandeja ante ellos y se le pregunta con una sonrisa “si les gustaría tomar un poco de queso”, para acto seguido servir el queso.

- El carrito debe moverse con suavidad y sin brusquedades.

- Formar y especializar. Igual que contamos con el servicio de los sumilleres, ¿por qué no optar por un experto en quesos que hablará con mayor propiedad de ellos y mostrará su destreza en el arte de cortar y presentar? Sin duda venderá más.

servir-queso
tabla-quesos2

Para llegar más lejos

- Elige una tabla duradera e higiénica; nada de ratán. Opta por tablas de madera, o de pizarra, sólidas que permitan realizar cortes con facilidad.

- No se debe elegir únicamente los que nos gusten a nosotros. Deja que el chef o el maître seleccione los productos.

- No escatimes en cuchillos, ni por supuesto en limpieza.

- Entabla conversación, crea un vínculo con los comensales y un ambiente sociable, acogedor, alrededor de la mesa: el queso es uno de los pocos productos que se corta en la mesa.

- Habla de las propiedades de cada queso ya en la propia carta. Dedícale algunas líneas a la región de origen, una pequeña introducción sobre su historia, además de sugerir los acompañamientos.


¿Y porqué no presentar los quesos sobre una pizarra o en pequeños caballetes de sobremesa?

Evita los choques térmicos: el queso no soporta estar a temperatura ambiente durante el servicio de comidas para pasar después a un medio frío.

Por ello te recomendamos que optes por presentaciones de quesos ya preparadas con anterioridad y que versen sobre alguna temática concreta la cual puede ir cambiando de forma regular, y siempre con el “toque del chef” (quesos acompañados de especias, chutneys, confituras).




Y para finalizar, hablemos de números

El queso es un bien valioso para la rentabilidad de tu negocio.

- El queso no se debe tomar con agua, se recomienda una bebida ácida que potencie sus aromas.

Si el cliente no está dispuesto a gastar dinero en quesos, ofréceselos. Así seguro que pedirán vino.
Coste: 1 €/cliente (máximo). Relación: botella de vino =  buen margen de beneficio.

-  Las tablas de queso, bien presentadas, con un poco de decoración están muy bien vistas… ¡Deja volar tu creatividad!

✓ Un aperitivo para abrir boca.

✓ Gratinados: crea el “gratinado del día” que irá variando en función de las sobras de la víspera.


Si todavía no has incluido una variedad de quesos en tu carta, ¿a qué estás esperando? No lo dudes más, ¡lánzate!

queso-vino

Servicios