Hazte Cliente de Makro

Regístrate aquí

Con las ensaladas conseguirás platos de fácil preparación en menos tiempo, reduciendo las mermas y controlando los costes en tu cocina.
Te proponemos diferenciar tu oferta de ensaladas para captar más clientes, controlar los costes y aumentar la rentabilidad de tu menú del día.

Además, las ensaladas aceptan una gran variedad de ingredientes y desde Makro te ayudamos a llevar las hojas más frescas del huerto a la mesa, preparadas para servir: Rúcula, canónigos, hoja roble, endibia … 



ensaladas-3

Tipos de ensaladas

Existen numerosos tipos de ensaladas, que varían, en función de la época del año y los ingredientes añadidos. Pueden ser ensaladas frías de verduras, frutas o pollo o ensaladas originales con mariscos o frutos secos, pero siempre han de utilizarse productos de la mejor calidad.
Para elaborar una ensalada equilibrada, puedes incluir algunas hojas verdes, como las que ofrecen verduras como las espinacas, la rúcula, los berros, las acelgas o la lechuga. Se pueden acompañar con otros productos más acuosos, pero también muy nutritivos y saludables, como los tomates de la huerta, pepinos, brotes, pimientos, zanahoria o cebollas.
También puedes añadir alimentos de gran valor energético, como las uvas pasas, los guisantes o las proteínas, presentes en la pechuga de pollo o el salmón, que, además aportará texturas y sabores variados y deliciosos. En caso de elaborarla como única comida (por ejemplo, al preparar ensaladas para cenar), se pueden incorporar un par de nueces picadas, algas, queso fresco bajo en grasa o unas aceitunas.

A continuación, te contamos un poco más de nuestro surtido en ensaladas:

  • La TROCADERA VIVA, con toda su raíz, frescura prolongada.
  • La LECHUGA ROMANA es indispensable. Las alargadas hojas externas son especialmente sabrosas, mientras que el interior, de color pálido, es bastante más suave.    
  • Los CANÓNIGOS, combinan bien en muchos casos. Son un plato exquisito si se sirven con una salsa hecha a base de patatas condimentadas.
  • La ACHICORIA, tiene matices extremadamente amargos. Puede combinarse de muchas formas distintas, así como servirse frita, al vapor, a la brasa, estofada o al horno. 
  • La RÚCULA es sabrosa, picante y combina bien con todo tipo de ensaladas mixtas y platos mediterráneos. También combina extraordinariamente bien con el pesto.
  • La LECHUGA ICEBERG tiene una estructura firme que le da una textura especialmente crujiente y la convierte en una de las variedades más populares a la hora de hacer una ensalada mixta. 
  • El LOLLO ROSSO combina el regusto a nuez con un sabor amargo que resulta agradablemente discreto.  
  • La LECHUGA FRISÉE es una variedad picante de endivia que combina bien con frutas y marisco, entre otros alimentos. 
  • El LOLLO BIANCO es una variedad blanca con un sabor un poco más suave.
  • El RADICCHIO no solo aporta un sabor especial a las ensaladas mixtas, sino que también, puede comerse en platos calientes como la pasta.
  • La LECHUGA MANTECOSA, sus grandes y firmes hojas externas son ideales para la decoración de los platos.
  • La ACELGA SUIZA BABY es uno de esos delicados aromas que hacen que las ensaladas de flores silvestres sean tan especiales...

15-07_leaf_salad_E_11

Mantenla fresca para que conserve un sabor y aspecto óptimos

Hay que quitar las hojas externas más duras, las puntas que se hayan puesto marrones y los tallos leñosos. Después lavar las hojas restantes (con minuciosidad, pero no más de lo necesario- ya que si no, las sustancias nutritivas pueden perderse- y con cuidado, para no dañar las hojas). Hay que secar las hojas rápidamente (en un colador, paño o centrifugadora de lechugas) para que no se mustien. Las hojas secas, además, mantienen mejor el aliño. Se puede cortar o rallar estas verduras para servirlas en trozos pequeños, pero solo después de haberlas lavado y secado. 

15-07_leaf_salad_E_09

Incluye ensaladas en tu carta

Las ensaladas son platos nutritivos, deliciosos y muy fáciles de elaborar. Estos platos son excepcionales para jugar con sus ingredientes y el color de sus presentaciones durante todo el año. Además del tradicional aliño, en MAKRO ofrecemos una amplia gama de especias y salsas de la marca Sosa para potenciar el sabor de las ensaladas y dar un toque exótico atus platos

También disponemos de numerosas salsas de nuestra marca Horeca Select ¿Qué tal una salsa de yogur o Pedro Ximenez? ¿Nueces, piñones, avellanas y pistachos para dar un ligero sabor a fruto seco? ¿O quizás hierbabuena, curry, albahaca u orégano?

Por su poder creativo y la capacidad de innovación que proporcionan, las ensaladas se han convertido en todo un clásico entre los principales menús de restaurante y alta cocina. Desde sencillas elaboraciones hasta auténticas obras de arte, estos platos no pueden faltar en ninguna carta y, si es a través de una amplia variedad, con distintos sabores y estilos y una selección óptima de productos frescos, la satisfacción de tus clientes está de sobra garantizada.

A continuación, te damos una serie de ideas para que prepares ensaladas según la época del año:

Ensaladas de verano

El verano invita a tomar ensaladas frescas e hidratantes, para soportar los largos días de calor sofocante. Por ello, entre las múltiples opciones que existen es recomendable optar por ensaladas como:


Ideas para ensaladas 

Tipos de ensaladas en verano


Ensaladas de otoño

Con los frutos de otoño, llegan numerosos platos a las mesas, con grandes beneficios y delicioso sabor, como:


Ideas para ensaladas


ensaladas-navidenas

Ensaladas navideñas

Tras días de excesos navideños, una opción magnífica para depurar el cuerpo es tomar ensaladas tan ricas como estas:


En definitiva, tanto si son de otoño y verano o navideñas, las ensaladas son platos muy nutritivos y sabrosos que se pueden elaborar de una forma rápida y sencilla, con ingredientes de temporada, y que te ayudarán a aumentar la rentabilidad de tu negocio.

El aliño: clásico o imaginativo

Uno de los aliños más conocidos que existen, con base de aceite y vinagre, es la vinagreta. Para prepararla hay que seguir la máxima de «echar mucho aceite y poco vinagre». Otros posibles ingredientes son las cebollas, el ajo, las hierbas y las especias. Se puede cambiar el sabor innumerables veces utilizando diferentes tipos de aceite y vinagre. Si se añade un poco de mostaza, resulta más fácil hacer la mezcla. Un ejemplo de aliño con base láctea es la salsa ranchera, uno de los aliños más populares en Estados Unidos. Sus ingredientes son mazada, cebolla, ajo, cebolleta, eneldo, perejil y varios tipos de especias. Un buen ejemplo de aliño con base de mayonesa es la salsamil islas. A la mayonesa (a ser posible, casera), se le añade puré de tomate oketchup, pimentón y chili.

Tu vinagreta más sabrosa,  una receta básica

Vinagreta

INGREDIENTES:

  • 1 cuarta parte de vinagre (p. ej. vinagre de vino blanco)
  • 3 cuartas partes de aceite (p. ej. aceite de oliva)
  • Mostaza
  • 1 pizca de azúcar
  • Sal, pimienta

PREPARACIÓN:

Pocos ingredientes logran un gran sabor: pon un poco de mostaza en un cuenco; Añade pimienta recién molida, una pizca de azúcar y sal gruesa. Toda vinagreta necesita una cuarta parte de vinagre y 3 de aceite. Importante: pon primero el vinagre de vino blanco en el cuenco y empieza a remover. La sal y el azúcar se disuelven en el vinagre (¡en el aceite no!). Remueve hasta que todo se haya disuelto totalmente. Entonces añade.

LOS DEMÁS INGREDIENTES APORTAN UNA TEXTURA Y UN ASPECTO ESPECIALES

Muchas verduras de hoja para ensalada - excepto las variedades picantes, como la rúcula, en concreto- apenas saben a nada, por lo que necesitan ser potenciadas adecuadamente.
En este ámbito no existen prácticamente límites a la imaginación del cocinero, ya que hay muy pocos alimentos que no combinen bien con este tipo de verduras. Por eso, pueden acompañarse con infinidad de ingredientes. También las flores comestibles son todavía una tendencia muy reciente en la cocina que no solo estimula la vista, sino también el paladar…y muchas flores de árboles frutales. Finalmente, hay que aplicar la máxima de que si una planta es comestible, sus flores también lo son. En el caso de las plantas de mayor tamaño, hay que quitarles los pistilos y las flores masculinas antes de ponerlas en la ensalada.


¿Sabías que?

sabias que

¿Sabes cómo conseguir un resultado perfecto?

Te aconsejamos que cada hoja se aliñe por separado. También recomendamos que no se aliñe la ensalada hasta el momento de servirla; si no, se quedará mustia y blanda.

¿Y mejorar el sabor y aspecto de la verdura con unos pequeños trucos?

Para mejorar el sabor de una verdura de hoja muy amarga, hay que ponerla a remojo en agua tibia durante unos minutos antes de empezar a prepararla.  Si la verdura ya está un poco mustia, hay que ponerla a remojo en agua con azúcar durante un tiempo. Así volverá a estar de nuevo crujiente.

Servicios