Hazte Cliente de Makro

Regístrate aquí

El aceite de girasol

girasol-hero

El aceite es un gran aliado de la dieta mediterránea por su valor nutricional y los beneficios que nos otorga. En España destaca por su calidad y esto es motivo de que sea consumido habitualmente, siendo ingrediente en una extensa variedad de platos.

Aceite de girasol

Pese a que el aceite de oliva sigue siendo el más consumido en España, el aceite de girasol va abriéndose paso ganando cada vez más adeptos, siendo el más popular entre los aceites derivados de semillas. Esto es gracias a su contenido en ácido linoleico y vitamina E.

Antaño, el consumo de este aceite no era muy destacado, pero en 1830, con motivo de la cuaresma, una larga lista de alimentos fue prohibida, pero este aceite no se encontró entre dichas prohibiciones. Esto hizo que ganara mucha popularidad y su consumo se extendiera rápidamente, creándose la primera fábrica de aceite en el año 1833. Esto, unido a su elevado rendimiento de cultivo, hizo que los gobiernos apoyaran los programas de investigación fitogenética, que buscaban crear una nueva variedad de girasoles que pudieran incrementar la productividad del aceite recolectado con mejores semillas. El éxito de dicha investigación dio lugar a la exportación de dichas semillas a Estados Unidos extendiéndose su consumo por todo el continente los años posteriores. Su popularidad llevó a que en los años 70, en Estados Unidos existieran más de 200 millones de hectáreas de cultivo.

En nuestro país, la primera zona de cultivo de girasol, con intención de crear aceite, surge en Andalucía en los años 60, como producto del desabastecimiento de aceite de oliva que provocó la sucesión de guerras (Guerra Civil española y Segunda Guerra Mundial).


Sus propiedades y extracción

El aceite de girasol tiene propiedades que son muy valoradas por los nutricionistas al presentar un alto grado de ácidos grasos poliinsaturados y monoinsaturados. A su vez, es más económico, lo que provoca que sea más demandado por los hogares españoles y sea escogido el aceite de girasol para freir, pues también soporta adecuadamente las altas temperaturas sin perder sus propiedades.

Entre los beneficios que te puede aportar su consumo destaca un alto contenido de ácido linoleico (omega 6), un ácido esencial para el organismo, que necesitamos adquirir a través de la dieta. Hay una serie de productos alimenticios que son elaborados con este aceite: bollería, frituras, galletas, snacks, etc. No obstante, una cantidad adecuada de omega 6 en el organismo favorece la mejora de la circulación y la coagulación y regula los procesos inflamatorios del organismo.

Este aceite se obtiene del prensado de las pipas de girasol tras el que, gracias a un proceso de refinamiento, son eliminados los ácidos grasos libres que permiten que resulte un sabor final mucho más suave y disminuya considerablemente su acidez. Esto lo hace mucho más agradable y satisfactorio para nuestro paladar, siendo una gran alternativa para muchos al aceite de oliva y otras modalidades.

girasol-1
girasol-2

Tendencia y usos

Debido a su bajo precio, en comparación con el aceite de oliva, es seleccionado por restaurantes, bares y hogares para ser utilizado en la cocina, en especial en los casos de frituras que requieren de un alto contenido de producto. Puedes reutilizarlo pero es aconsejable no hacerlo varias veces, ya que puede perder calidad por no ser reemplazado habitualmente.

Es un aceite que permite ser aplicado en cualquier receta de cocina, incluyendo además las frituras y las cocciones. En el caso de la elaboración de repostería es muy recomendada su utilización, pues permite sustituir las grasas hidrogenadas o procedentes de animales, dando lugar a un producto más sano con la misma calidad.

El uso del aceite de girasol alto oleico es perfecto para hoteles, restaurantes y cafeterías que ofrecen productos de repostería, que además se ven beneficiados en el caso de usarlo para las frituras, porque este aceite garantiza que el alimento quede mucho menos aceitoso. ¿El resultado? Obtienes una serie de alimentos mucho más sanos y más económicos en los que el cliente es capaz de apreciar su calidad.

Conservación

Respecto a su conservación, los aceites ricos en vitamina E, como es el caso del aceite de girasol, tienen una conservación más duradera que aquellos que aportan menos cantidad de esta vitamina. Sin embargo, al ser la mayor parte de su grasa poliinsaturada (más del 65 %) se oxida fácilmente y puede enranciarse con más velocidad que los que tienen el nivel de ácidos grasos saturados elevado. Por este motivo, es conveniente consumirlo en menos tiempo que el aceite de oliva y, en caso de presentar un color u olor diferente, es mejor que lo apartes del consumo.

Consumo

En caso de abusar de su consumo es conveniente saber que puede provocar perjuicios en el cuerpo humano y revertir los efectos positivos que produce en caso de su consumo con moderación. Es destacable saber que puede oxidar la sangre y dañar las arterias, además de causar obesidad y diabetes. Algunos estudios también lo relacionan con la aparición de algunos tipos de cáncer, como el de próstata y de seno. Pero no te preocupes, esto solo podría pasar (pues no es seguro) si el consumo es abusivo y desproporcionado.  

Curiosidades

Son muchos los usos diversos que ha tenido este aceite a lo largo de la historia y algunos de ellos son de lo más curiosos. Ha sido utilizado como infusión para el tratamiento de los riñones por parte de los nativos americanos, así como para los dolores de pecho y problemas de pulmón. También existen tribus que lo han utilizado como lubricante, pintura o incluso como alivio del reumatismo.

girasol-3