Hazte Cliente de Makro

Regístrate aquí

La fruta de temporada resulta más jugosa y más sabrosa en su momento de madurez óptimo. Es, por sí misma, una experiencia para los sentidos. Diferente y única para cada fruta.
La fruta cosechada y distribuida para ser consumida en su época natural ayuda a la economía local y estimula lo que se conoce como producciones de kilómetro cero. Frutas que se consumen donde brotan a la vida.
Pero ¿qué fruta trae cada una de las estaciones del año? Hablamos de los beneficios nutricionales de una representación de las frutas de cada época.


Fruta temporada



fruta-primavera-460x200

Fruta de primavera

Dos frutas de primavera que llevar a la mesa pueden ser los albaricoques y los mangos. Los albaricoques son los primeros que llegan a los mercados en su grado de madurez óptimo, antes que melocotones o ciruelas, de ahí que los romanos hablaran de esta fruta como 'precoz'. El albaricoque es bajo en calorías y proporciona casi la mitad de la vitamina A que una persona adulta necesita en un día. Es rico en potasio, en vitamina C y en betacaroteno, de ahí su color rojizo.
El mango es una fruta tropical que presenta diferentes coloraciones, ninguna de ellas tonos que delaten su nivel de madurez. Los mangos contienen abundante fibra y mucha vitamina C, pero también zeaxantina, luteína y potasio que ayudan a reforzar el sistema inmunológico del organismo. Proporciones que son iguales en las cinco variedades de mangos comerciales, las de Ataulfo, Keitt, Kent, Francine y Tommy.

fruta-verano-460x200

Fruta de verano

El verano es tiempo para cuidar la remineralización natural del cuerpo y para hidratarse en la medida en que el calor induce a perder fluidos. El verano es tiempo de melocotones y de sandías. Los melocotones ofrecen apreciables proporciones de vitaminas A y C y también potasio. Es una fuente de antioxidantes que ayudan a retrasar los procesos de envejecimiento y proporciona apenas 60 calorías por pieza.
Las sandías son buenas fuentes de las mismas vitaminas A y C, pero igualmente de la B6, conteniendo, además, caroteno, potasio y tiamina. Las sandías ofrecen un 40 % más de licopeno que los tomates, una sustancia fundamental en la regeneración de la piel.
Otras frutas muy recomendables en el tiempo del verano son también las frambuesas, las guindas o las ricas cerezas, en cualquiera de sus variedades más populares.

fruta-otono-460x200 (2)

Fruta de otoño

En los tristes días de otoño, podemos hacer brillar la mesa con frutas del tiempo, con uvas, con peras o con membrillos. Las uvas contienen cantidades muy variables de azúcar y, por tanto, ofrecen aportes calóricos muy distintos dependiendo de la variedad que se consuma, pero se puede hablar de una horquilla entre las 43 calorías por cien gramos de la uva blanca y las 82 calorías que corresponden a la de borgoña. Nada baladí el suministro de los minerales calcio, fósforo y potasio y de vitaminas del complejo B, teniendo presente que además es una fruta adecuada para reducir el colesterol malo y flexibilizar las paredes de las arterias.
fruta-invierno-460x200

Fruta de invierno

El invierno también es tiempo para frutas como la naranja o la clementina. El verdadero valor de las naranjas lo encontramos como reserva de vitamina C, hasta el punto de que 100 gramos de naranjas nos proporcionan 50 miligramos de vitamina C, todo un récord entre las frutas cuando la cantidad que necesitamos al día es de 60 miligramos.
El mismo color naranja de la fruta es una demostración de la presencia de otro de sus componentes nutricionales, los carotenoides, que protegen al organismo de problemas cardiovasculares.
La clementina es una fruta híbrida obtenida del cruce entre naranjas y mandarinas. Como la naranja, es rica en vitamina C.

Servicios