Hazte Cliente de Makro

Regístrate aquí

Ninguna otra verdura representa la sensación de frescura primaveral tan claramente como los espárragos. Blancos, verdes o violetas: sus tallos suaves no pueden faltar en ninguna carta que se precie durante la temporada de espárragos. 

Y para que todo pueda discurrir de forma más rápida en la cocina, MAKRO te ofrece un servicio especial: en cuanto los primeros tallos de espárragos están maduros, en MAKRO los encontrarás recién recolectados y pelados, ¡listos para utilizar! De este modo, MAKRO ofrece su apoyo a todos los profesionales de la hostelería que deseen preparar para sus clientes, deliciosos y delicados espárragos recién recolectados.

En MAKRO encontrarás espárragos pelados en los siguientes tamaños de envases: 750 gramos, 2,5 kilogramos, 5 kilogramos.

¡Disfruta de la temporada!


Descubre toda la variedad

  • Espárragos blancos

    Los espárragos blancos son especialmente suaves. Se recolectan antes de que la cabeza sobresalga de la tierra, manteniendo así su blanco inmaculado.

  • Espárragos verdes

    Los espárragos verdes convencen por su sabor más intenso y amargo, siendo los más parecidos en sabor a los espárragos salvajes.

  • Espárragos violetas

    Por su sabor intenso y algo más picante, son muy populares entre los gourmets, especialmente entre los aficionados a la cocina francesa.


Sabor de blanco a verde

La amplia variedad de colores de los espárragos no depende de la variedad. En realidad, es el tipo de cultivo empleado el que influye en la tonalidad y en el aroma y sabor de los tallos.


Blanco inmaculado directamente de la tierra

esparrago-blanco
El contacto con la luz es determinante para diferenciar los tipos de espárragos: mientras la verdura sigue creciendo bajo tierra, sigue conservando su color inmaculado. En el momento en que la luz del sol incide sobre las cabezas y tallos, su color pasa a ser violeta en un primer momento y después verde. 

Por esta razón, en el caso de los espárragos blancos se levantan terraplenes de tierra donde poder cultivar los tallos blancos más largos posibles. 

La recolección resulta tan costosa como el cultivo: cada tallo debe ser extraído de la tierra a mano en cuanto comienza a asomar la cabeza. Este es el motivo por el que esta verdura se recolecta cada día durante la temporada, a veces incluso dos veces al día.

Besados por el sol

Los espárragos violetas se recolectan cuando las cabezas salen de la tierra y han adoptado ya ese color. Los tallos blancos con las puntas violetas ofrecen un sabor más intenso que los espárragos blancos. 

Los espárragos verdes, por su parte, ofrecen aún más sabor y, sobre todo, mucha vitamina C, ya que crecen en bancales llanos bajo la luz del sol. Se recolectan hasta una longitud de tallos de unos 20 centímetros.
esparrago-triguero

esparrago-frescura

Frescos en aspecto y sabor

Un espárrago fresco de verdad es un festín para los sibaritas. Por ello, resulta adecuado calcular el momento de la compra para preparar los espárragos rápidamente.
La frescura de los tallos se puede ver, oler e incluso escuchar: los espárragos frescos son jugosos y brillantes. Los tallos despiden un olor aromático y chirrían cuando se frotan entre sí.

Las cabezas están cerradas, las superficies de corte son claras y no están secas ni parduzcas. De los espárragos frescos sale jugo cuando se aprietan sus puntas de corte.

Guardados en un paño húmedo, los espárragos se conservan unos pocos días en el frigorífico.

CONSEJO

Si el espárrago se sirve como ingrediente principal, hay que calcular unos 500 gramos por persona. Si se sirve como acompañamiento en el plato, bastaría con 300 gramos por persona.

El control de frescura del espárrago

El mejor momento para disfrutar de los espárragos es cuando se acaban de recolectar. Te mostramos cómo comprobar su frescura:

esparrago-frescura1
esparrago-frescura2
esparrago-frescura3

1. Los tallos de los espárragos frescos chirrían cuando se frotan entre sí.

2. Las cabezas de los espárragos frescos están cerradas.

3. Al apretar las puntas de corte sale jugo fresco del tallo.


Variedades exóticas

esparrago-morados
esparrago-silvestre
esparrago-tailandes
  • Espárrago púrpura
No hay que confundir los espárragos totalmente lilas con los espárragos blancos violáceos. Se trata en realidad de una variante del espárrago verde con un sabor aún más sabroso e incluso más dulce.
  • Espárragos salvajes
Los espárragos salvajes con tallos muy finos proceden de la zona del Mediterráneo. Se consideran una exquisitez extraordinariamente aromática y picante.
  • Espárragos tailandeses
Los tallos verdes se recolectan cuando son especialmente finos para que se puedan preparar perfectamente al wok. Los espárragos tailandeses proceden principalmente del área de Bangkok.

La mejor manera de prepararlos: una cocción perfecta

Si te has decidido por unos espárragos blancos, en primer lugar, se deben pelar perfectamente; en realidad, hay que ser bastante generosos en este aspecto para que esta delicada verdura no sepa a madera.
En el caso del espárrago verde basta con pelar el tercio inferior de los tallos.
No tires las peladuras ya que son ideales como fondo para una fantástica sopa.

Cómo preparar los espárragos

esparrago-cocer1
esparrago-cocer2
esparrago-cocer3
esparrago-cocer4
1. Pelar los espárragos blancos de arriba abajo. Para ello se colocará el pelador de espárragos directamente debajo de la cabeza.
2. Cortar los extremos de las bases. Lo mejor sería cortar todos a la misma longitud.
3. Atar los espárragos en paquetitos de seis a diez tallos, especialmente para la cocción en cazuela al vapor. Realizar un nudo firme con el cordel pero con cuidado porque los delicados espárragos podrían quebrarse.
4. En una cazuela especial para espárragos con tamiz, los espárragos se cuecen verticalmente, con la cantidad de agua suficiente para que la parte superior y las cabezas no entren en contacto con el agua. De este modo las delicadas puntas se hacen al vapor, manteniendo así su suavidad.
esparrago-cocer5
esparrago-cocer6
esparrago-cocer7
5. Salar ligeramente el agua de cocción para evitar que se estropeen. Una pizca de azúcar en el agua ayuda a neutralizar las sustancias amargas de los espárragos (especialmente recomendable en el caso de los espárragos verdes).
6. También se puede añadir algo de mantequilla al agua de cocción. El aroma fino de la mantequilla combina a la perfección con los preciados espárragos.
7. Si se añade zumo de limón al agua, esta contribuye a aclarar las puntas y a dar algo de sabor. En el caso de los espárragos verdes no se añadirá nada de limón.

El tiempo de cocción exacto

cocer-esparrago
El tiempo de cocción depende del grosor de los tallos y de las preferencias de cada uno. En la cocina moderna, los espárragos se suelen servir algo más al dente, en ningún caso, se deben cocer demasiado ya que se reblandecerían demasiado y perderían su gracia. Por lo general, los espárragos están listos en 8-15 minutos. Para conseguir un resultado óptimo, el profesional pincha con el tenedor para ver si la verdura ya está cocida.

Si se cuecen o saltean espárragos verdes y blancos al mismo tiempo, el espárrago blanco se introduce antes en la cazuela o en la sartén, el verde algunos minutos más tarde.

Por supuesto, también se pueden comer crudos, pero recalentarlos no es una buena idea. Y es que únicamente cuando se cocina, asa o saltea, despliega su típico aroma a espárrago.

Protagonista con secundarios destacados

El fino espárrago también se puede disfrutar de otras maneras. Las patatas jóvenes y un jamón excepcional, – por ejemplo, serrano o incluso un buen jamón cocido–, han demostrado ser acompañamientos ideales entre los amantes de la buena cocina.
Si se prefiere seguir la tradición, en tal caso, se servirá el espárrago con mantequilla clarificada, quizá con algo de limón, o bien como alternativa, con un aceite aromatizado con finas hierbas frescas. Entre los clásicos destacan además la mantequilla avellanada (beurre noisette), la salsa Chantilly (con nata batida, zumo de limón y mostaza) y la salsa holandesa con mucha mantequilla de calidad. 
Esta salsa original de la cocina clásica francesa exige experiencia y habilidad al cocinero. Pero el sabor único de una salsa holandesa hecha por uno mismo es un auténtico galardón para cualquier cocina que se precie e invita a los clientes a volver al local.
esparrago-salmon

¿Lo sabías?

Los cubiertos de plata o de acero no inoxidable se oscurecen con el contacto con los espárragos. La causa se halla en los compuestos sulfurados del espárrago que reaccionan en contacto con el metal. Por esta razón, antiguamente se comían los espárragos con los dedos; cortarlos con cuchillo se consideraba poco elegante.

Nuestras recetas preferidas con espárragos

ensalada-esparragos

Ensalada de espárragos

Una ensalada ligera y fresca con nuestra verdura de primavera preferida: ¡el espárrago! 

lasana-esparragos

Lasaña de espárragos y salmón

Una creación refinada en la que el espárrago, el salmón y las hojas de lasaña copan los papeles principales. 

esparragos-gambas

Espárragos asados con gambas

Asados en lugar de cocidos y servidos con gambas: en este caso, se acentúa la nota exótica del espárrago. 

rollitos-pavo

Rollitos de pavo con espárragos

Un pavo suave envuelve aquí unos espárragos frescos y crujientes, ¡un auténtico festín para la vista! 

saltimboca-esparragos

Saltimbocca con espárragos

Un dueto delicioso: la saltimbocca se acompaña en este caso de un ragout de espárragos. 

receta-esparragos

Ensalada de espárragos con vinagreta de sidra

Gracias a la vinagreta templada de sidra, esta ensalada de espárragos será una agradable sorpresa para tus comensales. 

Servicios