Hazte Cliente de Makro

Regístrate aquí

¿Cómo y por qué debes registrar tu marca?

Registrar tu marca te concede los medios legales suficientes para evitar que alguien quiera aprovecharse de tu prestigio y utilizarla sin tu consentimiento.

¿Por qué es recomendable registrar una marca?

Si registras tu marca tendrás el derecho a impedir que terceros comercialicen productos idénticos o similares con la misma marca o utilizando una tan similar que pueda crear confusión. Además, si tu marca está registrada y tiene éxito podrás conceder licencias sobre ella a otras empresas, lo que representaría una importante fuente de ingresos a través de acuerdos de franquicia.

Junto a estos, las principales motivaciones para registrar tu marca son:

  • Para impedir copias.
  • Política de empresa.
  • Adelantarse a la competencia.
  • Cuestión de prestigio.
  • Para evitar que otros piensen que les están copiando.

¿Dónde se registra una marca?

En España, el organismo encargado de dar reconocimiento público a las marcas es la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM).

Puedes registrar cualquier marca siempre y cuando no se componga exclusivamente de signos que imiten el escudo, la bandera, las condecoraciones y otros emblemas de España, sus Comunidades Autónomas, sus municipios, provincias u otras entidades locales, o bien sean contrarias a la ley, el orden público y las buenas costumbres.

¿Cómo registrar una marca en tres pasos?

Una vez analizado el mercado para saber cuál es tu público objetivo y de qué manera vas a tratar de conectar con él, llega el momento de diseñar la marca que, después, registrarás.

1. Lo primero y fundamental es comprobar que no existe una marca registrada idéntica a la tuya o tan parecida que podría dar lugar a confusión (y hacer que tus clientes se fuesen por error a la competencia).


Debes mirar las bases de datos de marcas registradas de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) y TMView.

También puede solicitar un informe de búsqueda a la Oficina de Patentes, pero tendrás que pagar por él.

Ten en cuenta que no sólo existen marcas nacionales, sino también marcas comunitarias con efectos en España, dependiendo de tu objetivo te convendrá registrar tu marca en un ámbito o en el otro.

2. Solicitar la Marca a través de la OEPM.

Las marcas pueden ser fundamentalmente de tres tipos:

• Denominativas (un nombre)
• Mixtas (nombre y logotipo)
• Gráficas (solamente logotipo)

Debes tener claro en qué epígrafes vas a anotar tu marca.

Podrás elegir varios en función de los productos y servicios que ofrezcas. Si tienes dudas, puedes consultar la clasificación internacional de productos y servicios de la OEPM.

La solicitud se puede hacer presencial o de forma telemática en la Oficina de Patentes con un certificado digital y el cuestionario oficial. Con el cuestionario puedes presentar el logotipo de la marca, para reivindicar la protección de los colores corporativos.

Si optas por Internet, las tasas también se pagan vía telemática y tienen una reducción del 15%. El valor depende de las clases escogida

3. Tramitación y concesión.

La OEPM publica la marca en el Boletín Oficial de la Propiedad Intelectual (BOPI). Allí permanece dos meses por si algún tercero quisiera ejercer su derecho a la oposición.

Si no hay réplica, la marca queda oficialmente registrada pasados cinco meses aproximadamente. En ese momento, la OEPM te enviará el Título de propiedad de la marca que tiene una vigencia de 10 años; por lo que cumplido el plazo deberemos estar atentos para renovar nuestra marca.

Las marcas proporcionan una imagen y estilo propio a cada producto y, sobre todo, permiten distinguir un producto o un servicio de otros de la misma clase. Desde Makro te aconsejamos que siempre registres tu marca para evitar que otros se aprovechen de tu trabajo y esperamos que estas líneas te sirvan de orientación; para obtener más información y contrastar datos, lo mejor es que acudas a las entidades oficiales.