Conviértete en cliente de Makro

Alta tarjeta Makro

Seguridad si pero no a cualquier precio

Actualmente, los sistemas de videovigilancia y las nuevas tecnologías nos permiten proteger nuestros intereses asegurando tanto los “bienes” como a las “personas”. Si bien no se puede hacer un uso indiscriminado de estos sistemas debiendo cumplir una serie de requisitos para ser acorde con la normativa que son:


  • Respetar los principios de idoneidad, necesidad y proporcionalidad: La instalación de videocámaras tiene que ser una medida necesaria y apta para conseguir el fin que persigue. La instalación de este sistema no debe en ningún caso restringir los derechos fundamentales, como la intimidad, propia imagen, etc. Por ello, no se podrán tomar imágenes de interiores de viviendas cercanas, ni baños, ni de los aseos o espacios físicos ajenos al específicamente protegido por la instalación.
  • Se tiene que informar a los clientes de que se están captando o grabando imágenes. Por lo que: 
    • Deberás colocar un distintivo informativo de forma visible, en las zonas video-vigiladas como mínimo en los accesos. Ten en cuenta que si existen varios accesos tendrás que colocarlo en todos ellos. Ver Distintivo aquí
    • Tener a disposición de las personas que lo soliciten los impresos en los que se detalle la información prevista en el artículo 5.1 de la LOPD. Ver modelo aquí.
    • Salvo en el caso de que el tratamiento consista de forma exclusiva en la reproducción o emisión de imágenes en tiempo real, deberás notificar previamente a la Agencia de Protección de Datos de la creación del fichero que contenga las imágenes para su inscripción.
  • Hay que adoptar las medidas de índole técnicas y organizativas que garanticen la seguridad de las imágenes y eviten su alteración, pérdida, tratamiento o acceso no autorizado.


    camaras
    Otra serie de puntos a tener en cuenta son los siguientes:
    • Cuando el sistema esté conectado a una central de alarma, únicamente podrá ser instalado por una empresa de seguridad privada que reúna los requisitos contemplados en el artículo 7 de la Ley 23/92 de Seguridad Privada.
    • Las videocámaras no podrán captar imágenes de las personas que se encuentren fuera del espacio privado ya que el tratamiento de imágenes en lugares públicos sólo puede ser realizado, salvo que concurra autorización gubernativa, por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.
    • Por último, las imágenes se conservarán por tiempo imprescindible para la satisfacción de la finalidad para las que se recabaron (con carácter general se fija un plazo máximo de un mes). En otros casos se someterán a la legislación específica.
    Desde Makro esperamos que estas líneas te sirvan de orientación; para obtener más información y contrastar datos, lo mejor es que acudas a las entidades oficiales.