Frutas Exóticas: 3 frutas estrella de distintas partes del Mundo

frutas-exoticas
Algunas de estas frutas exóticas ya son conocidas por los cocineros de muchos países; otras son, en cambio, algo poco común que rara vez se sirve en la mesa. En cualquier caso, merece la pena conocer mejor estas frutas de aspecto extraño. Pues, una vez el cocinero sabe lo que tiene delante y lo que tiene que hacer con él, no existen límites para el placer creativo.

mango

EL MANGO

EL CLÁSICO EXÓTICO

En la India se lo considera una «fruta divina» y el país de origen del mango sigue siendo su mayor productor. En la actualidad, los árboles de mango crecen en prácticamente todas las zonas tropicales y subtropicales del mundo, de modo que la fruta está disponible durante todo el año. Sus más de 1.000 variedades pueden dividirse en mango indio, mango asiático oriental, mango indio occidental y mango de Florida. Dependiendo de su clase, los mangos pueden ser redondeados, ovalados o alargados; su piel es amarilla, verdosa, naranja o roja. Su tamaño también varía en función de su clase. Esta delicada fruta se cosecha antes de que madure. A temperatura ambiente alcanzan el punto perfecto de maduración. En ese momento desprenden un olor fresco y ceden fácilmente si se las presiona con los dedos. Los mangos no se pueden guardar en el frigorífico, porque no toleran temperaturas inferiores a los 8ºC. Gracias a sus vitaminas A, C, E y B y a su alto contenido en hierro, esta dulce y jugosa fruta no solo es deliciosa, sino también extremadamente apreciada. Escondida bajo la fina y suave piel se encuentra la pulpa, muy sabrosa y de un color que oscila entre el amarillo y el naranja.


Dado que la pulpa se adhiere firmemente al núcleo plano del mango, se necesita un cuchillo afilado para cortar la fruta y separar la pulpa:

CÓMO CORTAR UN MANGO

cortar-mango

Corta el mango longitudinalmente con un cuchillo afilado...

cortar-mango2
a ambos lados del núcleo...

cortar-mango3

Corta así dos largos trozos laterales.

cortar-mango4

A continuación, con un cuchillo pequeño, separa la pulpa que todavía está pegada al núcleo. Corta la pulpa de los trozos grandes en cruz hasta llegar a la piel, pero sin dañarla.

cortar-mango5

Presiona la piel hacia dentro. 

cortar-mango6

Los dados de mango saldrán entonces hacia fuera y se podrán extraer individualmente. 


EL KIWANO

UNA FRUTA ESPINOSA Y ATRAYENTE

Gracias a su brillante piel amarilla o naranja con abundantes espinas, el kiwano (pepino africano o pepino cornudo) resulta una pieza muy exótica en el frutero únicamente por su aspecto. El interior de la fruta, que procede de la zona de sabana del Kalahari, en África, es igual de espectacular, con su luminosa pulpa verde y sus abundantes semillas comestibles. Los kiwanos que se pueden encontrar actualmente proceden, en su mayoría, de Nueva Zelanda, África e incluso de Portugal.

Los africanos conocen desde hace unos 3.000 años las propiedades de esta fruta, que posee un sabor muy refrescante que combina toques de plátano, lima, fruta de la pasión y melón. Desde entonces el mundo entero ha descubierto este sabor y aprecia esta decorativa fruta, que puede conservarse durante varias semanas a temperatura ambiente.
En el frigorífico, sin embargo, esta exótica fruta se estropea rápidamente porque no soporta el frío durante periodos de tiempo prolongados. No obstante, si se la mete en el frigorífico sólo un rato, no se estropea y se vuelve aún más refrescante. Al ser una calabaza, pertenece a la familia del melón y el pepino. Posee un alto contenido en vitamina C, potasio y magnesio y, al aportar 22 calorías por cada 100 g de pulpa, resulta un alimento muy ligero. Al igual que el kiwi, el kiwano es fácil de abrir y de separar de la piel con una cuchara. Las personas que no quieran comer o utilizar las semillas simplemente pueden colar la pulpa.
kiwano

CÓCTEL DE KIWANO Y GAMBAS CON UN CHUPITO DE KIWANO


INGREDIENTES:

4 kiwanos, 400g de gambas a la parrilla (party shrimps), 1 pimiento, 1/2 vaina de chile, 1 lima, 1 diente de ajo, 1/2 lechuga iceberg, 500g de yogur, 1 cucharada de estragón picado, aceite de oliva, menta, sal y pimienta.

ELABORACIÓN:

Trocea el pimiento en cuadrados muy pequeños. Trocea el chile y el diente de ajo muy fino. Pon un poco de aceite de oliva en una sartén y dora el pimiento, el chile y el ajo en ella. Coloca esta mezcla en un plato y añádele las gambas a la parrilla y la mitad del yogur. Remuévelo todo con cuidado. Corta dos kiwanos por la mitad y vacíalos con una cuchara pequeña. Después añade la pulpa de kiwano a la mezcla del cóctel que está en el plato. Añade un poco de zumo de lima, sal y pimienta al gusto. A continuación, pica la lechuga iceberg muy fina e incorpórala al cóctel. Por último, incorpora el estragón al cóctel y viértelo en las cáscaras de kiwano vacías.
Cótel de kiwano y gambas
Chupito de kiwano

HAZ UN REFRESCANTE CHUPITO DE KIWANO CON EL RESTO DE INGREDIENTES:

Coge la pulpa de los otros kiwanos, añádele un poco de lima y una pizca de sal. Después coge lo que queda del yogur y sazónalo con un poco de sal, pimienta y menta picada. Mezcla el yogur especiado con la pulpa de kiwano. Sirve este exótico chupito con el cóctel de kiwano y gambas.

EL PEPINO DULCE

HERENCIA DE LOS INDIOS
Esta antigua fruta ya era cultivada por los indios en los Andes 600 u 800 años antes de Cristo. Hoy, sin embargo, se cultiva no solo en América del Sur, sino también en Nueva Zelanda, California, Florida y España. Puede reconocerse el pepino dulce, que mide entre 10 y 20 cm de largo, por las rayas violetas de su piel. Cuando la fruta tiene un color amarillo intenso, un olor dulce y cede fácilmente bajo presión, está madura. Entonces adquiere su sabor único, que recuerda a la pera y al melón. Dado que aporta solo 50 calorías por cada 100 gramos y posee un alto contenido en vitamina C, el pepino dulce es ideal para comer ligero en verano.

pepino-dulce

EL TRÍO DE FRUTAS EXÓTICAS EN LA ALTA COCINA

Estas frutas exóticas se pueden utilizar para realzar tanto postres y repostería como platos salados. Como acompañamiento de pescados o carnes, aportan matices exóticos al plato. Por eso, el mango es indispensable en el chutney y en Asia se sirve tanto como plato de verdura como en ensalada.

El kiwano se puede servir tanto como «parfait» como en ensalada de marisco: su inusual piel con protuberancias espinosas es el recipiente ideal para servir un estupendo cóctel de kiwano y gambas.

Lo mismo sucede con el pepino dulce, cuyo sabor afrutado combina maravillosamente con, por ejemplo, el jamón de Parma. Y, por supuesto, se pueden hacer deliciosos zumos y bebidas con estas frutas exóticas. Por ejemplo, la pulpa de kiwano exprimida y mezclada con zumo de lima, azúcar y agua mineral, constituye un estupendo refresco para los días de calor.


El trío de frutas exóticas

¿Cómo conservar el pepino dulce?

El pepino dulce se conserva bien si se conserva en el frigorífico, aguantará hasta siete semanas y, a temperatura ambiente, tres semanas. Esta fruta se puede comer con piel, como una manzana. Si se va a utilizar con posterioridad, se suele pelar, cortar y se le quitan las semillas. Esto siempre debería hacerse poco antes de consumirlo, ya que la pulpa adopta un tono marrón con cierta rapidez. Unas pocas gotas de zumo de lima o de naranja consiguen intensificar el sabor del pepino dulce.
sabias que

MANGO

Hay más de 1000 variedades, formas, colores y tamaños diferentes. 
Es jugoso y afrutado.
100 g contienen 0 g de grasa, 30 mg de vitamina C, 66 kcal.

KIWANO

Piel espinosa.
Pulpa de color verde y jugosa.
Semillas comestibles.
Sabor agridulce y refrescante.
100 g contienen 0 g de grasa, 40 mg de vitamina C, 22 kcal.

PEPINO DULCE

Alargado, piel rayada.
Piel comestible.
Dulce.
100 g contienen 0 g de grasa, 35 mg de vitamina C, 50 kcal.